Inauguran en el Teide el telescopio más grande para la observación del sol

mayo 22, 2012
Este lunes se inauguró en el observatorio del Teide en la isla de Tenerife el mayor telescopio solar construído hasta ahora y que pemitirá “acercarse” al astro rey a una distancia nunca vista hasta ahora.
La puesta en marcha de este gigante tecnológico ha sido posible gracias a la financiación de los institutos de astrofísica de Postdam-Leibnitz y del Max Planck de Katlenburg-Lindau que han sufragado la mayor parte de los 12,85 millones de euros que ha costado.
El Instituto de Astrofísica de Canarias, el de Astrofísica de Götinggen y la Academia de Ciencias de la República Checa.
El telescopio, que ha sido bautizado con el nombre de Gregor, tiene una apertura de 1, 5 metros y permitirá seguir los procesos físicos en la superfície solar en escalas tan pequeñas como 70 kilómetros.
Con el ingenio inaugurado este lunes podrá observarse la fotosfera solar y al contrario que el resto de los telescopios de este tipo, es abierto, lo que facilita la circulación del aire que evita el sobrecalentamiento.
La lente primaria es un espejo fabricado de un material especial que no se deforma por las radiaciones solares y es refrigerado por su parte posterior.
Una excelente noticia para la ciencia, para Canarias y para los avances científicos. En época de crisis se valoran todavía más este tipo de noticias.
La imagen del telescopio recién inaugurado la encontré en el Instituto de Astrofísica de Canarias, donde también podrás ampliar la información

Canarias manda al paro a los científicos del IAC y seguirá apostando por pesebreros y parásitos en el presente y el futuro

febrero 11, 2011
La triste noticia que acabamos de conocer viene a ofrecernos otra excelente alegoría de lo que está ocurriendo en este archipiélago donde gestores incapaces, inútiles de garrafón y mediocridades de todo a cien, rigen nuestros destinos.

Una decena de investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) serán despedidos y enviados al paro si las administraciones central y/o autonómica no toman medidas en los próximos días.

Los científicos pertenecen al programa Ramón y Cajal de investigación con el que se pretendía atraer a investigadores de primer nivel a los que se les ofrecía una estancia de cinco años y la posibilidad de acceder a una plaza fija.

A la llamada acudieron brillantes investigadores, pero ahora se han encontrado con la desagradable sorpresa de que sus contratos terminan y tendrán que buscarse la vida, tras pasar por las oficinas del paro.

Si tenemos en cuenta que anualmente el Gobierno de Canarias se gasta cientos de millones en chorradas, en alimentar a sus pesebreros, dar de mamar a los cientos de parásitos que tienen instalados desde la secta en las inservibles e inoperantes empresas públicas creadas para contratar amiguetes y familiares, la noticia debería ponernos los pelos de punta.

De todos modos que el Gobierno de Canarias apueste por los gañanes, analfabetos, descerebrados tirando el dinero en los dos canales de la Televisión Canaria, que se ha convertido en un nido de latrocinio sin precedentes en el archipiélago con contratos dudosos a productoras dudosas que ofrecen productos de dudosa calidad, sólo digeribles por mentes manifiestamente enfermizas, nos dice bien a las claras qué es lo que está ocurriendo por estos lares.

De la Policía autonómica, mejor no hablar. Un cuerpo que no sirve para nada, habiendo otras Policías que ya se encargan de lo mismo, es tirar el dinero emplear recursos en algo que no hace falta.

Los países avanzados apuestan decididamente por la investigación que es el futuro de las generaciones y ofrece un importante valor añadido al propio país, a la región y a todos sus habitantes. Algo tan claro, tan evidente y tan de sentido común, no le entra en la cabeza a los que tienen que destinar los presupuestos. O quizás si lo entiendan muy bien y hayan apostado por una sociedad analfabeta, ignorante y sin luces, porque es la única forma de que gentuza manifiestamente mejorable obtenga un puñado de votos en las elecciones. Una sociedad inteligente y culta los echaría a patadas a las primeras de cambio y, sabedores de ello, procuran que la masa de gañanes sea siempre mayoritaria para garantizarse sus poltronas.

Una sociedad que abandona a sus científicos y utiliza sus recursos para pienso de gañanes, analfabetos e ignorantes, está condenada al fracaso.

La imagen del Istituto Astrofísico de Canarias la encontré en su página.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.